Interesante.
 
La mayor parte de nuestro planeta está cubierta por los océanos y la vida probablemente se ha originado en el mar, sin embargo la población humana se ha desarrollado en forma exponencial (6.525 millones de habitantes) sobre la superficie de la Tierra, y eso está trayendo serios problemas de conservación para la mayoría de los ecosistemas.  Si bien la Argentina es un país con escasa población, sus prácticas descuidadas de agricultura y ganadería y el asentamiento humano han tenido consecuencias sobre las tierras fértiles de la llanura, la desertificación de la Patagonia y el retroceso de la selva misionera, por citar algunos ejemplos.
La mayoría de las especies de mamíferos terrestres y marinos al igual que las aves de Argentina han sido descriptas, pero no sabemos aún cuántas especies de reptiles, anfibios y peces de agua dulce o marinos de profundidad faltan ser descubiertos. Muchos, lamentablemente, se extinguirán antes que los científicos los descubran y le otorguen un nombre científico.  Muchos otros descubiertos hace décadas no han sido vueltos a encontrar, desconocemos si son raros, endémicos o se han extinguido. La contaminación del Río de la Plata, el rellenado de las zonas costeras del río para ganar terrenos con fines urbanísticos, la pérdida de la selva en galería son signos alarmantes, que no conmueven a las autoridades municipales ni nacionales.  Planeta Verde que completa la trilogía iniciada en el 2003 con Planeta Azul y más recientemente con Planeta Fósil, intentará traer hasta su hogar, las maravillas de la vida sobre la Tierra y en particular de nuestro país, para que podamos comprender mejor las intrincadas redes de la vida y la riqueza de nuestra biodiversidad. Sólo podremos prosperar económicamente si lo hacemos dentro del marco del respeto de la naturaleza que nos rodea. No podrá haber una Argentina próspera y desarrollada, si nuestras tierras fértiles son barridas por el viento y las lluvias, si la estepa patagónica se termina por desertificar, si desaparecen la selva de Misiones y la Yunga de Salta, si los ríos Paraná, Uruguay y del Plata se contaminan aún mas, y si desaparece la vida en el mar argentino, al agotarse los recursos pesqueros por sobrepesca y la contaminación. La Asociación Amigos del Museo habrá cumplido parte de su finalidad  si logra que las nuevas generaciones de argentinos estén mejor informadas y que accionen con mayor responsabilidad en todo lo referido a la conservación y respeto del medio ambiente.
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=